Tamaño de la imagen para Instagram, Facebook y otras

El tamaño de la imagen para redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter y otras redes, es central a fin de que todos los perfiles creados en ellas se vean impecables, atractivos.

Pero no alcanza con eso. Los perfiles deben llevar a los interesados en tu producto o servicio hacia tu sitio web. Un sitio web donde ese potencial cliente se decida, y haga una consulta o una compra.

Aquí te damos algunas precisiones sobre los tamaños de las imágenes.

Tamaño de la imagen para Instagram

Te compartimos la medida de la imagen para Instagram, su feed, perfil e Historias:

  • Perfil: el tamaño de la imagen para el perfil de Instagram es de 160×160 pixeles o px. Como esa imagen se recortará de modo automático en forma de círculo, lo que quede fuera no será visible.
  • Feed: la medida aconsejada es de 1080×1080 px.
  • Historias e IGTV: la dimensión óptima es de 1127×2008 px.

Tamaño de la imagen para Facebook

  • Foto de perfil: al igual que en Instagram, con el tamaño de imagen para Facebook sucede lo mismo, la red corta la foto en forma circular. El tamaño sugerido es de 180×180 px.
  • Encabezado o portada: en un perfil personal, el tamaño adecuado es de 851×315 px, y en una página, de 820×312 px. Si se va a subir un video, el formato es idéntico y debe estar en MP4.
  • Muro: 1200×1200 px si es cuadrada o 1200×628 px si es vertical, son las medias recomendables.

Tamaño de la imagen para Twitter

Aquí te mencionamos el tamaño de la imagen para Twitter:

  • Perfil: la medida ideal de la imagen para Twitter es de 400×400 px. La red la va a recortar, llevándola a un formato redondo.
  • Portada: la dimensión óptima es de 1500×500 px.. Post o tuit: la medida sugerida es de 1200×600 px.

Tamaño de imagen para YouTube

Ya hemos mencionado el tamaño de la imagen de Instagram, Facebook y Twitter pero, si bien YouTube no es una red social sino una plataforma de videos, su poder es innegable y siempre conviene estar ahí.

  • Perfil: la dimensión recomendable para la imagen para YouTube es de 800×800 px.
  • Portada: la portada se verá diferente según el dispositivo con el que se miren los videos de YouTube. El tamaño seguro y compatible con todos es de 1456×423 px.
  • Miniatura: la medida óptima es de 1280×720 px, con una proporción de 1,91:1.

Tamaño de la imagen para otras redes sociales: WhatsApp

Hemos comentado el tamaño de imagen para redes sociales, pero, ¿Qué sucede con WhatsApp? no es una red social sino un servicio de mensajería instantánea. De todos modos, cuando se utilizan las listas de difusión es posible llegar a muchas personas con un mensaje comercial –como sucede con las redes sociales–.

  • Perfil: la medida ideal de la imagen de WhatsApp es de 140x140px, que será recortada por la red en forma de círculo. Si se usa el perfil de WhatsApp convencional, es vital que aparezca el logotipo del negocio, no el retrato o avatar de su titular. Lo mismo vale cuando se utiliza WhatsApp Business.
  • Estados de WhatsApp: como sucede con las historias de Instagram, el formato es vertical. Su tamaño recomendado: 1080×1920 px.

¿Cuánto tiempo dedicarle a las redes sociales?

Quien recién comienza con un sitio web que incluye una sección de e-commerce o posee un sitio enteramente centrado en el comercio electrónico, debería dedicarle unas 2 horas diarias a las redes sociales.

Las redes son la puerta de entrada al sitio: por ahí llegan los potenciales clientes.

Las redes son la puerta de entrada al sitio: por ahí llegan los potenciales clientes, además de hacerlo vía Google.

El uso de las redes es un tanto adictivo y podría suceder que la persona que tiene su negocio online termine dedicándole demasiado tiempo.

Cuando ese negocio ya creció, lo ideal es delegarle la tarea a un community manager.

Likes o ventas

Desde luego que los likes –además de los compartidos, los comentarios y los guardados– son fundamentales para una red social. Pero todo eso debe transformarse en consultas y ventas.

Por ese motivo, las publicaciones en Instagram, Facebook y demás redes, tienen que incluir palabras que inviten a las personas a ingresar al sitio web. Es decir, que lleven tráfico.

¿Cuál es la mejor red?

Diseñar el tamaño correcto de imagen para redes sociales no es la única cuestión y la mejor red no existe: se define en función del tipo de negocio.

Por ejemplo, LinkedIn es ideal para la empresa o negocio –pequeño, grande o mediano– que le vende a otras empresas o a profesionales. Por ejemplo: un salón para eventos, un servicio de catering, una consultora en talento humano, un servicio de coaching.

Las redes Instagram, Facebook y Twitter son más masivas y útiles para cualquier tipo de negocio. Por ejemplo, una panadería, una joyería, un servicio de maquillaje social, un servicio de personal training.

Medir para decidir

Alguien dijo una vez: “El que no tabula, fabula”. Es decir, quien no realiza mediciones está trabajando “en el aire”. Sin datos certeros que le permitan tomar decisiones basadas en hechos. No en opiniones.

Si se usan varias redes para difundir los productos y servicios de un negocio, lo ideal es medir los resultados.

En esa medición hay que incluir dos variables. Las cuantitativas tienen ver con la cantidad de consultas y conversiones –ventas y contrataciones–. Las cualitativas están vinculadas con los likes, comentarios, compartidos y guardados.

El factor tiempo

Otro punto a considerar es el factor tiempo.

Sería fantástico que con solo abrir un perfil en Instagram –por ejemplo– se dispararan numerosas ventas.

Ni esa red y ni las otras son mágicas. Requieren tiempo. Un tiempo que es difícil de calcular en cuanto a resultados. Lo importante es comenzar ya.

¿Qué redes usás actualmente para dar a conocer tu negocio y tu sitio web? ¿Hay alguna que te rindió más que otra? ¿Qué le aconsejarías a alguien que tiene su web site, y ahora mismo va a incursionar en las redes sociales?

Nota: todas las marcas mencionadas son propiedad de sus respectivas compañías. Se las cita aquí solo con fines ilustrativos.

¿Es rentable ser reseller o revendedor de hosting?

Ser reseller o revendedor de hosting es, sin dudas, una actividad rentable desde hace tiempo.

Lo interesante es que se puede comenzar en ella con un pequeño negocio online centrado en ese tema. O abrir una nueva división dentro de la actividad habitual de, por caso, una diseñadora de websites.

Para ser reseller de hosting no es preciso hacer una gran inversión, ni contar con un equipo de vendedores ni con cientos de contactos.

Tampoco hay que disponer de una oficina o un local. Se empieza desde el hogar, con una PC o una notebook.

Al hosting –o alojamiento– se le puede colocar la propia marca, sin necesidad de promocionar a otra.

Además, es una forma de obtener ingresos extra muy utilizada por agencias de marketing y de publicidad digital, programadores y desarrolladores, diseñadores de sites. También, por gente ajena a esos rubros y, a la vez, fanática de la informática y de Internet.

Qué hace un revendedor de hosting

El reseller de hosting es una persona que compra espacio para alojar una cierta cantidad de sitios web, y vende ese espacio con su marca. Además, lo hace al precio que considera razonable.

La demanda de espacio para sitios web está en crecimiento constante. ¿El motivo? Porque surgen nuevos emprendimientos y empresas que precisan su site, y porque los que ya tienen un sitio buscan nuevos proveedores que brinden una mejor calidad.

Por otro lado, los servicios de infraestructura han evolucionado y, por medio de la virtualización, los revendedores pueden tener su propio servidor a un costo accesible –e impensado hace unos años–. Sin embargo, la mayoría de los revendedores prefieren no involucrarse en ese tema.

Como convertirse en revendedor de hosting

Para convertirse en reseller de hosting los requisitos son mínimos. O dicho de otro, las barreras de entrada son realmente bajas.

Lo primero es contar con un proveedor sólido, con trayectoria, confiable.

Lo segundo es definir para qué se quiere brindar ese servicio. Las opciones, entre otras, son:

. Acompañar los actuales servicios de desarrollo de sitios, programación, diseño y demás.

  • Alojar varios sitios web propios.
  • Aprender sobre el hosting para luego dar cursos.
  • Crear una microempresa de hosting y luego ir escalando.

Cómo debe un revendedor elegir a su proveedor

El reseller de hosting debe elegir a su proveedor con el máximo rigor ya que actuará en su nombre. Y deberá hacerse de cargo de todo problema que surja.

Ante un imprevisto, no podrá echarle la culpa al proveedor ya que su cliente contrató el servicio con él.

De modo que los problemas del proveedor repercutirán directamente en el negocio del revendedor.

El reseller de hosting y el cPanel

El cPanel es el programa más popular, hoy, en el mercado de gestión de sitios web.

Esto es así porque simplifica la administración de ciertas tareas. Por ejemplo, crear cuentas de correo electrónico, realizar ajustes en los sitios, administrar archivos, manejar bases de datos y estadísticas, y efectuar backups.

Por ello, cPanel es un standard y el proveedor a seleccionar debería incluirlo.

Velocidad para el reseller de hosting y sus clientes

La velocidad es otro tema básico al elegir un proveedor de hosting.

Una buena y objetiva manera de comprobarlo es navegar por su propio website y comprobar la rapidez. Si es lento y ofrece dificultades para la navegación, es probable que su servicio de hosting sea igual.

Otro truco: hay que preguntarle al proveedor si ofrece una prueba de su servicio.

La marca blanca, tema clave para el revendedor

La marca blanca significa que el servicio de hosting que ofrece el proveedor no tiene, en ningún lugar, su logotipo. No se trata de un tema menor.

Si una persona le compra el hosting a un pequeño negocio online llamado SuperWeb –nombre ideado aquí para usar como ejemplo–, no le resultará confiable que en un momento aparezca la marca –también ideada para este caso– Hosting Ya.

Si el proveedor no puede ofrecer una marca blanca que permita ser «brandeada», conviene busca otra alternativa de proveedor.

Es decir que si el proveedor no puede ofrecer una marca blanca al reseller de hosting que permita ser “brandeada” –en otras palabras: adaptable al branding del revendedor–, conviene buscar otra alternativa de proveedor.

El proveedor más barato: un peligro para el reseller de hosting

El revendedor no debería elegir al proveedor en función de su precio. En general, hay una relación directa entre bajo precio y baja calidad en lo que hace a hosting.

Por lo tanto, la búsqueda de una altísima rentabilidad basada en contar con un proveedor de bajo precio y bajo desempeño, es un negocio de muy corto plazo.

Ya se sabe que la el prestigio se gana en años y se pierde en segundos.

Quizás sea mejor tener una menor rentabilidad y más clientes fieles, que altos beneficios con muchas quejas, problemas y clientes volátiles.

El revendedor y el soporte

El soporte del proveedor es otro tema crítico.

Siempre resulta bueno averiguar antes si atiende consultas por teléfono, por WhatsApp y por e-mail en cualquier momento del día –y todos los días de la semana.

En LatinCloud, ofrecemos atención telefónica, por chat y ticket exclusivamente para clientes. Contáctanos

Si un cliente del revendedor de hosting tiene una duda o un imprevisto, ese revendedor no le puede transferir la consulta al proveedor.

Además de ofrecer un soporte amplio, todo proveedor confiable debería brindar un centro de ayuda con numerosos recursos. También, una comunidad de usuarios para realizar consultas sobre otros temas. Por ejemplo: de qué manera tratar con un cliente conflictivo o cómo actualizar las tarifas.

¿Pensaste en ofrecerle hosting a tus clientes actuales? O si ya sos revendedor de hosting, ¿estás conforme con la calidad de servicio que te da tu proveedor actual?  ¿Cómo elegiste a tu proveedor de hosting?

Nota: todas las marcas mencionadas son propiedad de sus respectivas compañías. Se las cita aquí solo con fines ilustrativos.

¿Qué es Hosting y dominio?

El hosting y el dominio son dos conceptos fundamentales para toda persona que crea y maneja sitios web.  Y en particular, si estás por construir ahora mismo un site para tu negocio, tu emprendimiento, tu proyecto, tu tienda de e-commerce o comercio electrónico.

El hosting es el almacenamiento o lugar de guardado de cada una de las partes que forman el sitio web.

Por otro lado, el dominio es el nombre del website. Con él acceden las personas a ese sitio.

El hosting: ¿Qué es?

El hosting –también llamado web hosting o alojamiento web– es el ámbito donde están reunidos cada uno de los archivos y contenidos que componen un sitio web.

Si se comparara a un website con una casa, los archivos y contenidos serían algo así como las personas que viven en esa propiedad, que es alquilada.

Todo sitio web precisa un hosting para ser visible en Internet.

Cuando alguien escribe un dominio en un navegador como Google, por caso, el dominio se traduce a la dirección IP de la empresa de hosting.

En esa empresa está almacenado el sitio en un servidor, que es una supercomputadora.

En ese servidor se encuentran los archivos del sitio web y que se envían a los navegadores –Google, Yahoo­ y otros– que utilizan los usuarios justo en el momento en que acceden.

Las empresas de hosting o alojamiento web son las especialistas en almacenar sitios y registrar dominios.

Para ello, ofrecen distintas clases de hosting y planes a sus clientes.

Esos clientes pueden ser los emprendedores que están ideando su propio website, los diseñadores digitales que crean sites para otros, los desarrolladores y programadores, las agencias digitales y de publicidad tradicional, y otros.

El dominio: ¿Qué es?

El dominio o nombre de dominio es el conjunto de palabras que una persona necesita escribir en el navegador para llegar a determinado sitio. Por ejemplo, www.costacruceros.com.

Dicho de otro modo: si el sitio fuera una casa, el dominio es la dirección postal. Por caso, Avenida del Libertador 12345678, Buenos Aires, Argentina. Y el hosting, la casa.

Es sabido que Internet constituye una red inmensa de servidores, computadoras y otros dispositivos conectados a través de una cantidad enorme de redes inalámbricas y cables.

Para identificar cada dispositivo con facilidad, se le asigna a cada uno una serie de números. A esa serie se la llama “dirección IP” –por Internet Protocol o Protocolo de Internet–.

Esa dirección IP está formada por una combinación de números y letras separados por puntos o dobles puntos. Por ejemplo: 2024:AXN8::1995:59AB.

Lógicamente, a un ser humano le costaría mucho recordar esa combinación. En cambio, para las computadoras, servidores y demás aparatos, no es complicado identificar y guardar una dirección IP.

El objetivo de un dominio: darle un nombre simple a un sitio web.

Entonces, a fin de que las personas puedan retener en su cerebro una dirección se creó el dominio. El objetivo: darle un nombre simple a un sitio web.

De hecho, los números son abstractos y difíciles de recordar. Pero una palabra como www.unicef.org.ar es mucho más memorable.

Hay que destacar que cada sitio web no tiene una dirección IP.

En un mismo servidor o dirección IP es factible almacenar un número de sitios web igual a la capacidad que ese servidor posea. Y esa capacidad suele ser pequeña, mediana o grande.

Recuerda, puedes conocer los datos del propietario del dominio que deseas registrar en WHOIS, una gran base de datos de carácter público y disponible en la web.

La extensión de dominio

¿Cómo se conectan el dominio y el hosting? Cuando se contrata un servicio de hosting, se está reservando en el servidor el proveedor allí una parte de espacio para almacenar un sitio web.

El dominio, como queda dicho, es solo el nombre.

Y ese dominio tiene siempre una extensión que es la suma de las letras que aparecen al final. Por ejemplo: punto com o “.com”. Esta extensión de dominio es una de las más habituales, pero existen otras que es posible elegir según la actividad con la que está relacionada el website.

La relación entre hosting y dominio

El hosting y el dominio son dos servicios separados e independientes. A la vez, son interdependientes. Uno tiene que ver con el otro y ambos son imprescindibles para hacer visible un sitio web.

Un website precisa imperiosamente de un dominio y de un servicio de hosting. Por ese motivo, muchas empresas que brindan hosting ofrecen registrar el dominio cuando se contrata el hosting.

Nota: todas las marcas mencionadas son propiedad de sus respectivas compañías. Se las cita aquí solo con fines ilustrativos.

Qué son los NFT en el mundo de las criptomonedas

Los NFT –o Non Fungible Tokens– en el mundo de las criptomonedas son algo revolucionario. Están cambiando las reglas de todo lo vinculado con la economía digital.

Aquí vas a encontrar algunas precisiones para comprender mejor este incipiente fenómeno.

Los NFT: una explicación

NFT o Non Fungible Tokens podría traducirse como “tokens no fungibles”.

Algo fungible es aquello que puede intercambiarse por tener un valor standard por su medida, peso o número. Por ejemplo, el dinero. Un billete de USD 100 es intercambiable por otro igual.

Un bien no fungible es aquel imposible de sustituir por otro igual, por ser único e irrepetible. Un cuadro de Pablo Picasso, por ejemplo, no puede cambiarse por otro ya que sus características lo diferencian de cualquier obra del mismo creador.

Finalmente, un token es algo así como el “ladrillo” básico que está detrás de toda transacción digital.

Una criptomoneda –como el bitcoin– es un token especialmente ideado para ser usado como medio de pago o reserva de valor.

Un certificado llamado NFT

Podría decirse que un NFT en el mundo de las criptomonedas, es una especie de certificado que brinda autenticidad, y sobre todo, garantiza de forma segura y sin lugar para el plagio que alguien es propietario de un original –sea éste una obra de arte u otra cosa–.

Hoy es posible crear una imagen y “tokenizarla”. De esa forma la imagen vinculada a un NFT posee atributos únicos y se le puede dar el valor que se desee. Aunque, claro, eso no significa que el mercado comprará cualquier cosa a cualquier precio.

Este tipo de activo –como lo es una criptomoneda– está logrando una gran visibilidad en el mundo cripto. Además, hay plataformas que se dedican solo a su compra y venta.

Cualquier tipo de archivo digital es transformable en un NFT: una imagen –como ya se explicó–, un texto, un audio, un video.

Tal vez el caso más resonante fue el del fundador de Twitter, Jack Dorsey. Creó un NFT asociado al primer tuit que lanzó en esa red social. El resultado: lo vendió por la suma de USD 2,9 millones.

Las criptomedas y los NFT

Los NFT y las criptomonedas tienen varios puntos en común y ciertas diferencias.

Ambos comparten la tecnología blockchain o de cadena de bloques.

Su diferencia está en que las criptomonedas son fungibles. Por caso, un bitcoin –que es solo una de las muchas criptomonedas que existen– es intercambiable por otro ya que los dos poseen valores idénticos. Los NFT, por el contrario, son activos digitales únicos.

Por medio de la tecnología blockchain, a los NFT se les asigna una serie de metadatos inmodificables.

Por medio de la tecnología blockchain, a los NFT se les asigna una serie de metadatos inmodificables. Eso garantiza su autenticidad.

A la vez, los metadatos registran su valor de partida y todas las adquisiciones –o transacciones– que se hayan efectuado sobre él.

NFT en Ethereum

La red Ethereum y su cadena de bloques es la red en la que se basan buena parte de los tokens.

Debido a que esa red es una de las mayores del planeta, es bastante simple comprar los tokens y venderlos porque un alto número de las plataformas están asociadas a ella.

Los datos de un NFT en criptomonedas no pueden destruirse ni replicarse. Además, el titular del NFT tiene la propiedad absoluta sobre él.

Hoy, crear un NFT es algo accesible para muchas personas debido a los diversos medios que han aparecido a tal fin.

Para crear un NFT, primero hay que elegir una blockchain. Por caso, Ethereum. Luego es preciso contar con una billetera de criptomonedas. Por último, acceder a las plataformas especializadas en la tokenización de archivos.

NFT y CRI

La disruptiva tecnología blockchain y las posibilidades de autenticación que brinda sobre las piezas digitales, generó un cambio rotundo en el ámbito del arte. Tanto es así que se habla ya del “criptoarte”.

Esto se vincula con la CRI, Cuarta Revolución Industrial, Industria 4.0 o Revolución Industrial Etapa Número Cuatro.

Se considera que es la etapa más disruptiva desde la Revolución Industrial nacida en el Reino Unido el siglo XVIII.

La CRI se distingue por la fusión de tecnologías en evolución, que difuminan las distancias entre el mundo físico y el digital.

¿Conocías el mundo de los NFT o criptomonedas? ¿Investigaste sobre estos? ¿Invertiste alguna vez?

¿Hay un activo digital que vos mismo creaste recientemente y que podrías convertir en un NFT?

Nota: todas las marcas mencionadas son propiedad de sus respectivas compañías. Se las cita aquí solo con fines ilustrativos.

Notas relacionadas:

Server: ¿Qué es un servidor web?

Al navegar en Internet, hay muchos códigos y procesos que se ocultan a los usuarios con el objetivo de que vivan una experiencia amigable. No obstante, esto no significa que dejen de existir ni mucho menos que tengan poca importancia. Un ejemplo de ello es el servidor web o web server, una pieza fundamental en el proceso de mostrar un sitio web al público en general.

¿Qué es un servidor web? ¿Qué es un servidor? Estas son preguntas frecuentes y que es necesario aclarar antes de continuar. Un server o servidor es el alojamiento físico donde se almacena la información de los sitios web. En otras palabras, se trata de lo que también se conoce como “hosting”, donde se encuentran las imágenes, archivos, videos y demás elementos que forman parte de lo que ve el usuario en línea.

Si quieres saber como exportar una base de datos, te recomendamos utilizar heidisql. 

Función del servidor web

Ahora que se sabe qué es exactamente un server, aclaremos qué es un web server. Cuando un cibernauta entra a una URL directamente o a través de un buscador, se dispara un proceso que le muestra el contenido esperado.

Dicho proceso se divide en tres etapas:

  • Solicitud del usuario: cuando el usuario quiere entrar a una página web específica, se envían los datos a un servidor de nombres de dominio para localizar el que el cibernauta está solicitando.
  • Búsqueda de archivos: una vez que se localiza la IP, esta se convierte en el nombre asignado al sitio web. Esto quiere decir que los usuarios no memorizan la IP del sitio, sino que surge una “máscara” para que sea fácil de recordar y de ubicar.
  • Localización de archivos: ya que se sabe qué página web es la que quieren ver los usuarios, el servidor web les muestra el contenido y empieza la interacción.

Un aspecto que se debe tomar en cuenta es que, si el servidor web falla, este proceso no se dará y el usuario no podrá ver la información solicitada. Esto genera bounce rate y es penalizado por los buscadores, por lo que se vuelve de vital importancia elegir una opción que sea de confianza y que tenga una buena reputación en el mercado.

Apache

Es el servidor web más conocido del mercado porque es un servidor de código abierto. Esto quiere decir que es posible adaptarlo. Sin embargo, sin la ayuda de un experto, el uso de Apache puede ser complicado. Se utiliza principalmente en sitios web dinámicos por su característica de versatilidad. Aunque tiene todos estos beneficios, un punto a destacar es que es menos veloz que sus competidores, algo a tomar en cuenta y a poner en la balanza para saber si es la mejor opción para nuestro negocio.

Lighttpd

Este es también un servidor web de código abierto que destaca por su versatilidad. La gente suele elegirlo porque quienes lo usan consumen menos energía en el hosting, algo que representa beneficios económicos que a largo plazo es una ventaja mayor.

Internet Information Server

También conocido como IIS, esta es la propuesta que ofrece Windows en este ámbito. La gente lo prefiere porque es relativamente fácil de usar, lo que la hace una gran opción para sitios web pequeños y medianos. Cabe aclarar que IIS no es de código abierto, así que es importante tener esto en mente para evaluar si es la opción que mejor se adapta a nuestras necesidades.

LatinCloud: un mundo de soluciones de hosting

Para evitar cualquier inconveniente que pueda romper el código y prevenir que el usuario deje de interactuar con nuestro sitio web, lo mejor es acudir a los expertos y a su background en este rubro. De esta forma, es posible enfocar los esfuerzos en la raíz de los negocios y poner el aspecto técnico de la página web en manos de especialistas.

Una opción para contratar las soluciones que se requieren al tener un sitio web es LatinCloud, cuyos paquetes se adaptan a las necesidades de los usuarios, a su presupuesto y al tamaño del negocio. Conviene darles un vistazo, analizar sus diferencias y familiarizarse con lo que ofrecen para encontrar el paquete ideal. Además, te brindamos la mejor capacitación y toda la información que necesitas, tal como los 5 wordpress plugins más utilizados.

Nuestros servicios cuentan con las siguientes ventajas a la hora de alojar un sitio web:

  • Alto rendimiento: gracias a nuestra infraestructura, los clientes tienen acceso a un servidor robusto que les garantiza una conectividad estable.
  • Bienvenida: un asesor se pone en contacto con los clientes para hacer el proceso de onboarding. De esta forma, las empresas tienen una introducción más amigable y se evitan que sea una experiencia abrumante.
  • Soporte 24/7: LatinCloud comprende que los usuarios pueden entrar a una página web a cualquier hora del día, por lo que pone a disposición el servicio de soporte siempre a la mano para que los clientes no pierdan ventas, tráfico o ambos.

¿Cómo funciona el Internet y para qué sirve?

Internet es el medio de transmisión que usa la world wide web (www), en español también llamada como web. Como bien es sabido sobre su recurrente uso en la vida cotidiana, es conveniente conocer cómo funciona el Internet.

Internet es el medio de transmisión que usa la world wide web (www), en español también llamada como web. Como bien es sabido sobre su recurrente uso en la vida cotidiana, es conveniente conocer cómo funciona el Internet.

La palabra “Internet” tiene su origen en un anglicismo formado por la abreviación de las palabras “International Network of Computers”. En español, el término sería “Red Internacional de Computadoras”. Antes, existía un programa llamado BBS (Bulletin Board System) que cobró popularidad entre la gente que buscaba una especie de “red social” para comunicarse; ahora las cosas han evolucionado y se han modificado radicalmente. Ahora bien, hay que saber en sí cómo funciona el Internet.

Entonces, Internet es una red informática descentralizada de alcance global. Esto quiere decir que es un sistema de redes que están interconectadas a través de diversos protocolos y que pueden intercambiar información por medio de estas redes.

Estas redes son ordenadores a nivel mundial y pueden compartir información, ya que están conectados por medio de conexiones telefónicas, ondas y cable. Esto sucede porque usan un lenguaje común llamado TCP/IP.

El lenguaje TCP/IP son las siglas en inglés de Transmission Control Protocol/Internet Protocol. El Protocolo de Control de Transmisión/Protocolo de Internet, son entonces las normas que indican cómo tienen que viajar los datos a través de la red.

Origen de Internet

Existe la versión de que el origen del Internet data de un proyecto militar de Estados Unidos con el fin de reforzar las comunicaciones en distintos puntos de este país, en el supuesto de que se llegara a dar un ataque enemigo.

Lo anterior también sucede con el objetivo de desafiar los avances tecnológicos y militares de la URSS. Es entonces que surge la Advanced Research Projects Agency (Agencia de Proyectos para la Investigación Avanzada en Estados Unidos).

También conocida como ARPA, esta agencia estaba vinculada al Departamento de Defensa de Estados Unidos. Lo que se quería lograr es que todas las computadoras que se utilizaban en dicho organismo funcionaran en red.

Posteriormente, se estableció la “red galáctica”, con la que se pretendía crear una red a la que se tuviera acceso desde cualquier parte del mundo y se logró conectar una computadora TX2 en Massachusetts con un Q-3 en California.

Luego, se consiguió conectar una computadora de la Universidad de California en Los Ángeles con otra del Instituto de Investigación de Stanford. Con el tiempo, ya se habían conectado cuatro computadoras de otras universidades. A esta red de conexiones, se le nombró ARPANET.

Es así como dicha red, en 1972, de estar en agencias militares pasa a universidades e inclusive a centros de investigación. En 1973, ARPANET realiza conexiones con Noruega e Inglaterra.

Posteriormente, en los años 80 ‘s, surgen otras redes y con ello una enorme variedad de formatos de computadoras enlazadas a través de la red. Es entonces cuando se agrupan dichas redes y se da origen a Internet. 

¿Cómo funciona el Internet y para qué sirve el Internet?

Como ya se mencionó, todas las computadoras conectadas a Internet necesitan usar el mismo protocolo para que se pueda recibir e intercambiar información entre ellas. Pero entonces, ¿Cómo es que sucede esto? ¿Cómo funciona el Internet?

Para poder conectarse a Internet, se necesita cumplir con lo siguiente:

  • Conectarse por medio de un ISP, que es un proveedor de acceso a Internet. Por lo que se requiere contratar a un proveedor o empresa que proporcione la conexión.
  • El proveedor de Internet o ISP deberá asignar un número único a tu computadora dentro de la red. Esto con el fin de que cuando dicha computadora se desee conectar a la red, sea identificable. A este número de asignación se le conoce como IP.

El IP es como si fuera el nombre completo de la computadora dentro de la red, por lo que no puede haber otra computadora dentro de la red con el mismo IP. A dichos números de IP se les conoce como “direcciones IP”.

La información o datos que se envían por la red, antes se debe codificar para que puedan viajar a través de los cables o por las ondas. Esa información se debe convertir en señales analógicas tanto al enviarla como al recibirla. Esto lo hace un modem o router, el cual también puede gestionar los datos que se envían y reciben.

Ahora bien, las normas o protocolos de Internet TCP indican cómo se debe enviar y recibir la información entre las computadoras. Esto lo hace dividiendo en porciones de paquetes la información.

Cuando dicha información llega al destino final, se unifica nuevamente para juntar la información enviada. La información se deposita en los servidores.

Los servidores son computadoras en la red al servicio de los usuarios y dichos servidores se identifican con un nombre de dominio, además de un dominio genérico identificado por letras. Estos indican la información contenida en el servidor o bien, la zona geográfica.

Es así como el Internet sirve para enviar y recibir información en distintos formatos, como texto, audio, vídeo, música, archivos e imágenes. Los servicios que ofrece Internet son numerosos y de gran utilidad, pues existen proveedores que brindan todo lo necesario para que la información esté bien resguardada y protegida.

Los proveedores como LatinCloud tienen, generalmente, servicios que ofrecen el hosting para alojar la información de un sitio web y certificados SSL que garanticen que este es seguro.

Asimismo, cuentan con servicio de VPS que son servidores virtuales privados, alojamiento web en la nube, registro de dominio e inclusive transferencia de dominio si se está actualmente con otro proveedor. Conoce todo sobre whois dominio aquí.

Clickbait: ¿Qué es y qué significa?

En un tiempo donde la Internet y los contenidos virales han avanzado a pasos agigantados, seguro que todos hemos visto artículos virales que nos enganchan al leer su encabezado. Estas notas conforman lo que se conoce como clickbait, que es parte fundamental del marketing digital que busca captar a un gran número de gente.

¿Qué es clickbait?

Antes de continuar explicando a detalle su funcionamiento y la clave de su éxito, conviene aterrizar bien su definición y partir desde allí. El clickbait es una técnica de contenidos digitales que sirven como «anzuelo» o «gancho» para atraer visitas a un sitio web. El objetivo final es, desde luego, el económico: por cada clic generado, se aumentan los ingresos por publicidad. Cabe resaltar que este incluso puede ser utilizado en campañas de email marketing.

Hasta ahora todo suena a miel sobre hojuelas, ¿cierto? No obstante, hay una delgada línea que no se debe pasar si se quiere hacer un buen uso del clickbait. Estos factores son:

  • La ética, ya que atraer visitantes con información falsa o a base de engaños puede tener consecuencias serias en el mensaje que queremos enviar como marca a nuestras audiencias.
  • El contenido, ya que este debe ser relevante con el fin de seguir aportando valor a los cibernautas y evitar caer en una práctica polémica que se enfoca no en las necesidades de la audiencia, sino meramente en la generación de dinero a toda costa.

¿En que consiste el clickbait?

Tal vez hasta este punto no ha quedado 100% claro qué significa clickbait y de qué se trata esta técnica. Para aterrizar mejor la idea, pensemos en un usuario que está leyendo el artículo en un sitio web determinado y, de repente, ve un título atrapante que le causa inquietud.

Para no quedarse con la duda y satisfacer su deseo, los cibernautas hacen clic en ese título que tanto interés les causó. De esta forma, la página desde donde se hizo ese clic genera ingresos por publicidad y el sitio web de destino gana más tráfico o visitas.

Ejemplos de clickbait

Como se mencionó anteriormente, la mayoría de las estrategias clickbait son en contenidos escritos; no obstante, también está presente en canales como YouTube, en específico en aquellos videos con títulos que llaman más la atención que el resto.

Para ejemplificar algunos casos de clickbait, hablemos de ciertas temáticas a las que abocan y que son las que suelen causar más expectativa en el lector.

Omisión de información

Títulos como «Esto pasó en la última entrega de premios Grammy» están dejando de comunicar datos valiosos y esto es precisamente lo que despierta la curiosidad del público. Al querer saber qué pasó exactamente en los premios Grammy, el lector hará clic para descubrir lo sucedido y no quedarse con la duda.

Contenido lleno de nostalgia

A todos nos gusta saber qué pasó con series, películas y celebridades que forman ya parte de nuestro pasado, pero que dejaron una huella en nosotros. Títulos como «Así se ve ahora el elenco de Friends» es un ejemplo de cómo apostar al mercado de la nostalgia para generar tráfico.

Rankings o listas

Si algo nos gusta a los seres humanos es clasificar las cosas y comparar qué tan de acuerdo estamos con otras personas. Es por esta razón que los listados de «los más» y «los mejores» tienen tan buenos resultados. La emoción aumenta todavía más si se agrega una frase como «no creerás el puesto número 7» o «el puesto 4 te dejará impactado».

Clickbait: Buenas prácticas y retos

El clickbait es una de las estrategias más comunes para el branding o posicionamiento de marca, al igual que para la generación de awareness y la atracción de tráfico que nos ayude a mejorar nuestro posicionamiento orgánico.

Algunas buenas practicas de clickbait son:

Uso de verbos imperativos: el hecho de agregar verbos que inviten o motiven a llevar a cabo una acción es fundamental para intrigar al usuario. Si se eligen de forma adecuada, se obtendrá un mayor número de visitas de calidad y un menor porcentaje de rebote o bounce rate.

Elegir títulos con «punch»: basarse en aquellos aspectos del contenido que sean su parte más atractiva es fundamental a la hora de seleccionar un título. Este se debe elegir a conciencia, con calma y sin precipitarse.

Empresas como LatinCloud son de gran ayuda para llevar una estrategia correcta con todo lo relacionado a un sitio web. Ponerse en manos de los expertos es primordial para alcanzar el éxito esperado.

los retos que enfrenta el clickbait en los próximos años

Penalización: Facebook y YouTube ya implementaron una fórmula para «castigar» a las páginas con esta práctica, en especial a aquellas que lo usan de forma incorrecta.

Ética: el objetivo del internet es ofrecer valor al lector y el clickbait puede verse como lo opuesto. Para ir por el camino adecuado, conviene darle un buen uso y contribuir a crear un mundo virtual mejor que el actual.

Credibilidad: el abuso o mal uso de la técnica de clickbait puede ocasionar una crisis de reputación. Si nuestro sitio web se posiciona como creador de contenido de baja calidad o spam, será difícil sacarlo de ese concepto.


Ahora bien, si te interesa fortalecer tu campaña de email marketing, estos ejemplos te servirán para reproducir las buenas prácticas de forma exitosa.

¿Qué es un sitio web y cómo se crea?

En el marketing digital, la clave es la diversidad, es decir, la implementación de varias estrategias en conjunto para lograr esa tan anhelada conversión. Muchas personas piensan que la mercadotecnia digital se basa solo en las redes sociales; sin embargo, va mucho más allá y, entre otras cosas, debe incluir sitios web. A todo esto, ¿qué es un sitio web y como se crea uno?

Antes de aterrizar de lleno en el concepto, es necesario hacer la diferencia entre qué es un sitio web y qué es una página. Si bien están relacionados entre sí, hay una diferencia primordial entre ellos que es necesario resaltar.

Un sitio web es un conjunto de páginas web bajo un mismo dominio. Si pensamos en un libro, las páginas con sus temáticas equivalen a una página web, mientras que el sitio web sería el conjunto de todas (el libro en sí). 

Un ejemplo de sitio web es nuestra página web https://latincloud.com/internacional, donde el dominio es “latincloud” y esta URL, a su vez, funciona como la home page o página principal del site.

Algunos ejemplos de página web dentro de este sitio web son:

¿Por qué es importante tener un sitio web?

Con un sitio web, se puede crear un espacio más personalizable que en las redes sociales y que cumpla con los requerimientos específicos del negocio. No obstante, esto no significa que un website sea mejor que una página de Facebook y de Instagram. Ambas estrategias se conjuntan para atender al segmento de mercado y llegar a diferentes audiencias, en las diferentes etapas del embudo de compras.

Además, el sitio web no funciona por sí solo. Primero, para crearlo debes tener presente distintos aspectos tales como el wordpress plugin lenguaje. Luego, para posicionarlo y atraer tráfico, además del Social Media, existen otras técnicas, como el posicionamiento orgánico en buscadores (SEO) y los anuncios pagados en diversos canales de Google (SEM). Lo mejor es seleccionar aquellas que nos funcionen mejor e impulsarlas, así como analizar las que no han dado los resultados esperados para poder optimizarlas con el fin de sacarles mayor provecho

Características generales de un sitio web

  • Los sitios web están alojados en un servidor, donde se almacena toda la información, incluyendo los textos, las fotografías y las imágenes, entre otros elementos.
  • La velocidad y la experiencia de usuario de un sitio web dependen de la estabilidad del servidor. Por este motivo, es indispensable seleccionarlo de manera correcta, consciente e informada.
  • Los sitios web se almacenan en código HTML, que es el idioma en el que se programan y se alojan en el servidor.

Tipos de sitios web

De acuerdo con sus objetivos específicos, los sitios web se pueden clasificar, de forma general, como se muestra a continuación:

Branding

Estas páginas web tienen como finalidad hacer que la empresa tenga presencia en la red más allá de las redes sociales. Aunque no cumplen un objetivo específico de ventas, logran el cometido de generar awareness en las búsquedas en motores como Google.

E-commerce

En este tipo de páginas, el objetivo claro son las ventas. En ellas se muestra un catálogo de productos o servicios bien clasificados, así como la infraestructura necesaria para realizar las compras, recibir pagos y atender a los clientes.

Blogging

En los blogs, lo que se busca es generar interacción entre la empresa y el lector, y entre los lectores entre sí. La idea es crear un espacio de discusión donde se logre una comunicación más ligera, o sea, acerca de temas más triviales que pueden mejorar el engagement.

Sitios Corporativos

Estas páginas suelen ser más ordenadas y limpias. Aquí, las empresas se comunican con sus colaboradores, por lo que encuentran información relacionada con la vida corporativa, el ambiente laboral y herramientas internas.

Sitios de gobierno

Los diferentes niveles de gobierno crean sitios web para comunicarse con la población e incluso para hacer trámites. En muchas ya es posible hacer transacciones, como pago de impuestos, derechos o contribuciones.

Landing Pages

Son aquellos sitios web que se componen únicamente por una página web. Por lo general, suelen tener una llamada de atención (Call To Action) para continuar con la experiencia del usuario. 

Tips para crear un sitio web adecuado

  • Elegir el diseño y el dominio acorde al mensaje que se quiere enviar a la audiencia.
  • Ser consistente con la forma de comunicarse en otras estrategias de marketing digital y offline, así como con el punto de venta físico.
  • Elegir el dominio adecuado.
  • Darle mantenimiento de forma continua para que se conserve relevante a lo largo del tiempo, con información vigente y de utilidad.
  • Dejar esto en manos de expertos, como lo es LatinCloud, una empresa de hosting que tiene todo el expertise para atender a clientes que buscan contar con este servicio.  Conoce más aquí sobre hosting gratis o hosting pago.

Si esta nota te dejó con dudas y necesitas asesoramiento, te invitamos a contactarte con nosotros y un experto de atención al cliente resolverá tus consultas.

Generadores de nombres para empresas

Los generadores de nombres para empresas –micro, medianas y grandes– son una herramienta práctica en el momento de la creación de esa parte de su identidad.

Si no se los utiliza, se perderá mucho tiempo y energía.

Por eso, aquí te brindamos los datos de 8 de esos generadores.

Un aspecto a destacar: no todas las opciones de nombres que ofrecen esas herramientas están disponibles como marcas y como dominio.

1. Shopify

El generador de nombres de empresas de Shopify es simple y amigable. Fue ideado particularmente para tiendas de comercio electrónico.

La herramienta brinda la opción de elegir el rubro del site de e-commerce a abrir: comida, alimentos para veganos, computadoras, vinilos, cerveza o lo que fuere.

Así, los nombres para negocios que propone se optimizan para ese sector en particular.

Además, Shopify ofrece un servicio de mercado de intercambio. Por medio de él, es factible adquirir una tienda con trayectoria junto con su denominación comercial. Esto es adecuado para quien no desee pasar por la etapa prueba y error propia de todo emprendimiento que comienza.

2. Tiendanube

A través del generador de nombres de empresas de Tiendanube, se facilita la creación de una marca en escasos minutos.

Para ello, la plataforma solo pide elegir una categoría de negocio –muebles, ropa, papelería o plantas, por caso–. Y una palabra clave que el titular de la tienda no quiera que falte –por ejemplo, joyas o cafeteras–.

A continuación, el generador ofrece abundantes opciones.

Un aspecto favorable de esta herramienta es que permite concretar la cantidad de búsquedas que se desee. E incluso brinda consejos para elegir el nombre más adecuado.

Junto con ello, es posible abrir en el mismo momento una tienda online.

3. Business Name Generator

A través del generador de nombres para empresas Business Name Generator, es sencillo efectuar búsquedas por rubro y por resultados.

También permite cambiar las preferencias de búsqueda a fin de obtener solo las más impactantes y diferentes.

Además, Business Name Generator ayuda a verificar si ellas están disponibles para proceder a su registro.

Algo extra: este generador presenta un grupo de nombres premium y sus correspondientes logotipos –que pueden adquirirse en el acto–.

4. Namelix

El generador de nombres de empresas Namelix trabaja a partir de filtros muy concretos. Por ejemplo, longitud del nombre, estilos, palabras que riman o no, términos compuestos y otros.

Pueden parecer criterios triviales o excesivamente específicos, pero son fundamentales a fin de conseguir un nombre exitoso para un negocio. Es decir, que resulte memorable y claro.

Los resultados se muestran acompañados por opciones de logotipos gratis o de pago.

5. Dot-o-mator

El generador de nombres de empresas Dot-o-mator está estructurado de modo diferente que otros similares.

Por empezar, solicita a su usuario que redacte algunos términos para el inicio y el final del nombre. Luego, automáticamente mezcla esas palabras a fin de presentar varias sugerencias de nombres atractivos para negocios.

También aclara cuáles no están registradas y cuáles sí lo están. En este caso, brinda acceso al proveedor de los nombres para comprarlos.

6. Zyro

El generador de nombres Zyro tiene la particularidad de que utiliza la Inteligencia Artificial, o IA, para brindar sus opciones.

Así, produce en minutos una abundante variedad de nombres centrados en la palabra clave que el usuario ingresó.

Incluso ayuda a obtener más resultados al refinar la búsqueda.

Sumado a eso Zyro ofrece, de modo gratuito, un creador de logotipos intuitivo y un constructor de sitios web.

7. Oberlo

El generador de nombres de empresas Oberlo se recorta de los demás a través de un mecanismo ultrasencillo.

Para usarlo, solo se precisa que la persona en busca de un nombre ingrese las palabras clave. A continuación, la herramienta sitio muestra diversas opciones de nombres para emprendimientos.

8. Novanym

Con el generador de nombres de empresas Novanym es posible obtener alternativas no convencionales. También, logotipos que toman en cuenta el estilo del rubro elegido. Por ejemplo, un estilo high tech para una empresa de tecnología, o uno net para una compañía de objetos de decoración minimalista.

Además, posee un punto destacable extra. La totalidad de los nombres de empresas que sugiere están disponibles y preparados para su utilización con la extensión de dominio punto com –.com–.

¿Cómo elegiste el nombre de tu empresa? ¿Cómo lo registraste?

Quizás tu caso es distinto: estás creando tu emprendimiento y alguien te sugirió un generador de nombres. ¿Cuál es? ¿Es uno de los mencionados aquí?

Nota: todas las marcas mencionadas son propiedad de sus respectivas compañías. Se las cita aquí solo con fines ilustrativos.

Los mejores trabajos para realizar en casa

Los mejores trabajos para realizar en casa son cada vez más numerosos y variados, gracias a la explosión de la virtualidad.

Son muchas las ventajas de cumplir tareas sin moverse del hogar. Entre ellas, se dispone de las horas con libertad, y no hay que gastar tiempo ni dinero en trasladarse a la empresa contratante.

Además, el sueño de ser uno su propio jefe comienza por este tipo de formato.

Aquí te mostramos los 3 mejores trabajos que es posible desarrollar desde la casa. Claro que hay otras, pero esto es solo una muestra de las múltiples opciones existentes en la actualidad.

1. Coach online

Transformarse en coach online implica conocer cómo guiar a las personas para el desarrollo de una habilidad específica. Sin dudas, es un trabajo que podemos realizarlo desde casa con la ayuda de los medios de comunicación digitales.

No se trata de dar un curso sino de acompañar a alguien que necesita, por ejemplo, dominar una planilla de Excel o preparar un informe.

Lo interesante es que el campo de esta actividad es amplísimo ya que abarca temas no solo técnicos. Por ejemplo, comprende otros vinculados con las habilidades blandas o soft skills: manejo de equipos de ventas, interrelacionamiento con adolescentes, cuestiones de pareja.

De modo que todo individuo con un buen nivel de conocimiento de un tópico en particular, puede ofrecer el servicio de coaching online.

¿Cómo se dará a conocer esa persona? Por casi todos los medios online de los que hoy se dispone. Desde un sitio web –algo fundamental para generar credibilidad–, hasta un canal de podcasts o audios, un blog escrito, un canal de videos, redes.

También es fundamental que ese coach sea un buen líder de sí mismo, tenga mucho sentido del orden y de la responsabilidad.

Lógicamente, la profesión de coach ontológico está incluida entre las actividades que es factible ofrecer de modo remoto por Internet.

2. Programador

El trabajo de programador es uno de los más demandados desde hace algunos años.

Esto se debe a que no es una carrera –universitaria o terciaria– que se difunda demasiado en el nivel secundario. También, al amplio despliegue interdisciplinario de la computación.

El programador se encarga de desarrollar o mejorar diversos softwares.

Básicamente, un programador se encarga de desarrollar o mejorar diversos softwares o programas informáticos.

La programación abarca casi el 100% de la actividad humana. Hoy existen programas vinculados con los e-sports, con el seguimiento de los pacientes con diabetes y con el comercio electrónico. También, con el diseño, la ingeniería y las ciencias del medio ambiente.

Al comenzar a ofrecer el servicio de programación online, conviene especializarse siempre en un campo y que sea aquel en que se posea mayor trayectoria.

Entre los lenguajes de computación que es bueno saber se encuentran  C++, Python, Java y otros.

Además, resulta vital dominar herramientas de programación: comandos de Linux, frameworks, Notepad++ y demás

Al igual que sucede con el coach online, quien decida ofrecer sus servicios en el área de la programación se dará a conocer a través de un sitio web, las redes, y las plataformas de audio y video, podrá, sin dudas, realizar el trabajo desde casa.

Finalmente, hay que considerar que en el presente es una de las tareas remotas mejor remuneradas.

3. Redactor, contenidista o copywriter

El redactor, contenidista o copywriter es una persona que tiene un buen dominio del lenguaje.

Específicamente, un redactor es capaz de escribir un artículo periodístico o informativo, el contenidista sabe cómo crear un artículo divulgativo a partir de datos disponibles en Internet, y el copywriter es quien produce textos persuasivos o publicitarios.

En la actualidad, son varias las personas que cumplen estas tres funciones a la vez. Aunque, claro, siempre se tiene preferencia por una de ellas y es aconsejable concentrarse.

Esta tarea, la de crear contenido escrito original –no copiado de la Web–, tiene una alta demanda. ¿Por qué? Porque los buscadores como Google premian a los sitios web, redes y plataformas que son constantes en la generación de novedades.

A menudo, quien hace redacción, contenidos y copywriting trabaja en conjunto con quien diseña sitios y piezas online y estos son dos trabajos para realizar en casa. Por ejemplo, mensajes de e-mail marketing, de WhatsApp marketing y para las redes sociales –tanto en forma de flyers como de descripciones–.

Esta tarea de escribir exige una alta precisión ya que cada palabra publicada en Internet tiene el peso de un contrato –entre la empresa y el consumidor–.

Un sitio web, LinkedIn y otras redes, y Spotify junto con YouTube son los canales para que el especialista en esta materia logre alcance y difusión.

¿Estás pensando en ofrecer tus servicios desde tu casa? ¿Ya lo hacés? ¿Qué redes y plataformas utilizás para captar interesados y clientes? ¿Tenés aliados y socios?

Comenzá a generar ingresos desde tu casa comunicando tus servicios a través de una pagina web, nosotros te proveemos del alojamiento web con Cloud Advanced Hosting.

Nota: todas las marcas mencionadas son propiedad de sus respectivas compañías. Se las cita aquí solo con fines ilustrativos.

Notas relacionadas: