Científicos argentinos trabajan en un proyecto que busca minimizar el consumo de energía en dispositivos electrónicos.

Un grupo de científicos argentinos del CONICET trabaja en el desarrollo de nuevos materiales que permitan minimizar el consumo de energía en distintos dispositivos electrónicos. La iniciativa forma parte de un proyecto internacional llamado “Spin, Conversión, Logic & Storage in Oxide-Based Electronics (Spicolost)”, enfocado en desarrollar e implementar films delgados y nanoestructuras con funcionalidades eléctricas y magnéticas que permitan optimizar la performance de los dispositivos actuales y disminuir el consumo de energía sin aumentar los costos.

Los participantes son ocho universidades y centros de investigación de España, Francia, Suiza, Japón y Argentina (Unsam, UTN yCNEA) con trayectoria en el campo de la tecnología. El proyecto tiene cuatro años de duración y un financiamiento de la Unión Europea de 711.000 euros.
 
“El objetivo es tratar de ir más allá de la tecnología de la que se dispone y minimizar el consumo de energía en diferentes dispositivos mediante el uso de materiales más eficientes”, destacó Myriam Aguirre, investigadora argentina de la Universidad de Zaragoza (Unizar) y coordinadora del proyecto. “Para esto necesitamos poder coordinar conocimiento y experiencia en diferentes campos: tanto en el diseño y obtención de los nuevos materiales como en la medición de propiedades a la nanoescala y la modelización de las mismas”, agregó.
Las áreas de investigación en las que trabaja esta red de científicos comprenden la expansión de la espintrónica y el desarrollo y optimización de materiales magnetoeléctricos y termoeléctricos.
 
“Un material termoeléctrico absorbe calor y lo transforma en energía eléctrica. Esto se puede implementar por medio de dispositivos miniaturizados dentro de un reloj inteligente, teléfono celular o una computadora portátil”, explicó Eugenio Otal, investigador del Conicet en la Unidad de Investigación y Desarrollo Estratégico para la Defensa (Unidef, Conicet-Ministerio de Defensa) y profesor de la UTN. Asimismo, añadió que “estos materiales recapturan el calor que comúnmente se pierde al ambiente y lo transforman en energía eléctrica para realimentar los equipos, reduciendo el consumo y alargando la autonomía de las baterías”.
 
El proyecto Spicolost busca además profundizar y expandir las aplicaciones posibles de la espintrónica, una tecnología que hasta ahora se usa para la lectura de datos. “Normalmente la conducción de energía se produce por medio de la carga de los electrones, se enchufa un dispositivo y circula corriente. La espintrónica se basa en generar flujos de información, pero no a partir de la carga sino del espín del electrón. Esto permite trasladar información, pero sin disipar calor”, aclaró Aguirre.
 
Fuente:
Related Post

LAYOUT

SAMPLE COLOR

Please read our documentation file to know how to change colors as you want

BACKGROUND COLOR

BACKGROUND TEXTURE