Pepper, el robot que utiliza el sistema de prueba y error para aprender un juego de niños

Al igual que los niños, los robots utilizan juegos simples para aprender habilidades más complejas. Pepper, el robot humanoide desarrollado por la firma japonesa SoftBank es una prueba fiel de ello, ya que recientemente ha aprendido a jugar al balero para comprender así los efectos de una óptima trayectoria.

En un principio, el equipo de desarrolladores de Softbank enseñó el juego a Pepper guiando su brazo. Luego de un período de prueba y error, el robot fue capaz de comprender la acción y realizarla sin necesitar ningún tipo de asistencia.

Cabe destacar que tomó 100 intentos, pero ante cada fallo Pepper analizó la acción y trató de mejorarla, de manera similar al razonamiento humano. Cada vez que el robot no tuvo éxito, alteró sus movimientos ligeramente en un intento por resolver el problema, hasta que finalmente pudo hacerlo de manera óptima. A partir del intento 101, el porcentaje de aciertos se incrementó al 100%.

Si bien parece una acción simple (el balero es un juego relativamente básico), requirió de cientos de cálculos complejos para el robot. Cada intento fallado permitió a Pepper intentar un abordaje distinto hasta finalmente llegar a buen puerto.

Este sistema de inteligencia artificial de prueba y error permitirá, en el corto y mediano plazo, que los robots puedan realizar una gran cantidad de nuevas acciones que, hasta el momento requerían una intensa programación y meses de testeo. Por ahora, es solo un comienzo, pero es bastante auspicioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *