¿Qué son los DNS?

DNS es la sigla que surge de Domain Name System o sistema de nombre de dominio. Se trata de una tecnología centrada en una base de datos.

En esta nota te contamos algunos conceptos generales para entender su funcionamiento.

DNS para acceder

La tecnología DNS es útil para resolver problemas en las redes. En otras palabras, para conocer la dirección IP –Internet Protocol o protocolo de Internet– de la computadora donde está alojado el dominio al que se desea acceder.

Cuando un equipo está conectado a una red, sea ella Internet o una red doméstica, tiene asignada una dirección.

Si se trabaja con pocas computadoras, no es difícil recordar las direcciones IP de cada una de ellas. Pero cuando las computadoras son miles o cientos de miles, el tema se torna complejo.

Por eso, justamente, existe el DNS: para traducirlos. Explicado de otra manera: el DNS es un sistema que sirve para traducir los nombres de la red.

DNIS

Cada DNS está formado por 3 partes con diferentes funciones:

1. Cliente DNS: se halla instalado en el cliente –la propia computadora– y efectúa solicitudes de resolución de nombres a los servidores DNS.

2. Servidores DNS: responden las solicitudes y resuelven los nombres a través de un sistema estructurado en forma de árbol. Las direcciones de DNS que se colocan en la configuración de la conexión, son las direcciones de los servidores DNS.

3. Zonas de autoridad: son servidores aislados o agrupados que tienen como objetivo resolver un conjunto de dominios –como .org o .com–.

Domain Name System: DNS es un sistema que sirve para traducir los nombres de redes.

¿Cómo funcionan los DNS?

A través de una estructura de árbol, los diferentes servidores DNS de las zonas de autoridad resuelven las direcciones de su zona. O se las reenvían a otros.

El desarrollo de una petición de DNS abarca estas etapas:

1. Una persona tipea en el buscador de su computadora, por ejemplo, www.bellasartes.gob.ar, correspondiente al Museo Nacional de Bellas Artes, de Argentina.

2. El sistema operativo de su computadora comprueba la solicitud y advierte que no tiene en su memoria caché la dirección de ese dominio, ya que nunca se lo visitó desde ese equipo. En ese momento, se realiza la petición al servidor DNS.

3. Puede ocurrir que el servidor DNS que se tiene preconfigurado tampoco posee en su memoria la dirección IP de aquel dominio. Entonces, traslada la petición al servidor encargado de la zona de autoridad .gob.ar.

4. El servidor encargado de la zona de autoridad .gob.ar posee una tabla de datos en la que se encuentran todas las direcciones IP de las computadoras y sus dominios. Busca allí lo pedido y le responde al servidor DNS que está almacenado en la computadora con la dirección xxxxxxx.

5. En esa instancia, el servidor DNS que tiene configurada la computadora de la persona que hizo la solicitud, se la pasa a xxxxxxx para saber en qué lugar del equipo se halla www.bellasartes.gob.ar. Hay que recordar que una misma computadora puede alojar varios sitios web.

6. El servidor donde está alojado el sitio www.bellasartes.gob.ar analiza su tabla de correspondencias y le responde que se halla en la dirección IP xxxxxxx.

7. Es en ese momento cuando xxxxxxx le devuelve la consulta a la aplicación de la persona que la hizo, y comienza a intercambiar paquetes de datos para procesar.

Microsegundos en los DNS

Si bien todo ello parece extenso y complejo, la realidad es distinta. Es un proceso iterativo con servidores ideados para responder en microsegundos.

Además, muchas solicitudes no se realizan ya que los servidores tienen zonas de memoria caché donde almacenan las peticiones más habituales. De ese modo, responden con mayor velocidad y evitan saturar la red con miles de peticiones.

DNS repartidos

Es habitual que surja aquí la pregunta de si existe un servidor general que posee la totalidad de las direcciones de los servicios encargados de las zonas de autoridad. Algo así como un comando central.

No, no existe porque ese servidor es, de hecho, la suma de muchos equipos repartidos en distintos puntos del planeta.

Esto fue hecho así para que los usuarios no se queden nunca sin acceso a los servidores DNS. A menos, claro, que haya un ataque global que es una situación bastante improbable.

¿Cómo manejás las solicitudes en tu organización? ¿El acceso a los dominios es lento o veloz? ¿Se pierden clientes por el tiempo que tardan en ingresar a tu sitio? ¿Hay quejas y reclamos al respecto? ¿Alguna vez mediste ese tiempo?

En LatinCloud contamos con un Centro de Ayuda, una completa guía de tutoriales, que permite a nuestros clientes encontrar toda la información referida a la delegación y gestión de DNS, entre otros temas de interés.

¿Querés seguir leyendo?

Home » ¿Qué son los DNS?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *