Comercio electrónico, Seguridad en línea, Tienda Online

¿Que es un DNS?

12/2023
🕒 5 mins

Todos los equipos con acceso a Internet, desde sus teléfonos, o computadoras se comunican con los sitios web, mediante el uso de números. Estos números se conocen como direcciones IP. Cuando abre un navegador web y visita un sitio, no necesita recordar e ingresar un número largo. En su lugar, puede ingresar un nombre de dominio, como ejemplo.com, y de este modo también puede llegar al lugar correcto.

DNS significa “Sistema de Nombres de Dominio” (Domain Name System, en inglés). Es una parte fundamental de la infraestructura de Internet que permite traducir los nombres de dominio legibles para las personas en direcciones IP numéricas utilizadas por las computadoras para identificarse y comunicarse entre sí en la red.

Cuando ingresas un nombre de dominio en la barra de direcciones de tu navegador web (por ejemplo, www.latincloud.com), el navegador envía una solicitud al servidor DNS para obtener la dirección IP correspondiente al nombre de dominio. El servidor DNS, a su vez, busca en su base de datos la dirección IP asociada con ese nombre de dominio y la devuelve al navegador. Finalmente, el navegador puede utilizar la dirección IP obtenida para establecer una conexión con el servidor que aloja el sitio web y cargar el contenido en tu navegador.

Tipos de registros de DNS

A continuación mencionaremos los registros DNS mas utilizados

  1. Registro A (Address): Asocia un nombre de dominio con una dirección IPv4. Este registro se utiliza para traducir nombres de dominio a direcciones IP.
  2. Registro AAAA (IPv6 Address): Similar al registro A, pero se utiliza para asociar un nombre de dominio con una dirección IPv6 de 128 bits.
  3. Registro CNAME (Canonical Name): Crea un alias para un nombre de dominio. Permite redireccionar un nombre de dominio a otro dominio.
  4. Registro MX (Mail Exchange): Especifica los servidores de correo que deben recibir los correos electrónicos destinados al dominio. Indica los servidores de correo donde se entregará el correo electrónico para el dominio.
  5. Registro TXT (Text): Permite almacenar información de texto arbitraria asociada con un nombre de dominio. Se utiliza para varios propósitos, como configurar registros SPF (Sender Policy Framework) para autenticación de correo electrónico y verificación de dominio para servicios externos.
  6. Registro NS (Name Server): Indica los servidores de nombres (DNS) autorizados para un dominio específico. Estos registros apuntan a los servidores que tienen la información DNS para el dominio.
  7. Registro SOA (Start of Authority): Define los parámetros de configuración para una zona de DNS específica, como el servidor de nombres primario, el administrador del dominio y otros valores de configuración.
  8. Registro PTR (Pointer): Se utiliza en la resolución inversa de DNS para mapear direcciones IP a nombres de dominio. Permite encontrar el nombre de dominio asociado con una dirección IP dada.
  9. Registro SRV (Service Locator): Proporciona información sobre servicios específicos disponibles en un dominio, como la ubicación de servidores de chat, servicios de correo, etc.
  10. Registro SPF (Sender Policy Framework): Ayuda a prevenir el correo electrónico no deseado (spam) y evita que los remitentes falsifiquen el correo electrónico de un dominio al verificar las políticas de autenticación.

¿Como funciona?

Los DNS entran en acción cuando se quiere visitar un sitio web, a continuación, te explicaremos cómo funcionan paso a paso

  1. Solicitud de un nombre de dominio: Cuando un usuario ingresa un nombre de dominio (por ejemplo, www.ejemplo.com) en el navegador web, el navegador necesita conocer la dirección IP asociada con ese nombre para poder conectarse al servidor que aloja ese sitio web.
  2. Consulta a un servidor DNS local (resolutor): El navegador primero verifica si tiene almacenada la dirección IP del dominio en su caché local (un registro temporal de consultas DNS previas). Si no la encuentra, envía una consulta a un servidor DNS local, también conocido como resolutor. Este servidor generalmente es proporcionado por el proveedor de servicios de Internet (ISP) o configurado en el dispositivo del usuario.
  3. Consulta recursiva o iterativa: El servidor DNS local realiza una consulta al servidor raíz. Los servidores raíz son los primeros en la jerarquía de DNS y tienen información sobre la ubicación de los servidores de nombres de dominio de nivel superior (TLD), como .com, .org, .net, etc. En esta etapa, la consulta puede ser recursiva o iterativa:
    • Recursiva: El servidor raíz responde al servidor DNS local con la ubicación del servidor de nombres TLD asociado con la extensión del dominio (por ejemplo, .com).
    • Iterativa: Si el servidor raíz no responde con una dirección exacta, proporciona una referencia al servidor DNS local para que este realice otra consulta al siguiente nivel.
  4. Consulta al servidor TLD: El servidor DNS local realiza una nueva consulta al servidor TLD correspondiente a la extensión del dominio (por ejemplo, .com). El servidor TLD sabe qué servidores de nombres autorizados (NS) tienen información sobre los dominios bajo esa extensión.
  5. Consulta al servidor autorizado: El servidor DNS local se comunica con uno de los servidores de nombres autorizados asociados con el dominio buscado. Este servidor autorizado tiene información específica sobre el dominio consultado y, si todo está configurado correctamente, proporcionará la dirección IP asociada con el nombre de dominio solicitado.
  6. Respuesta al servidor DNS local: El servidor DNS local recibe la dirección IP del nombre de dominio y lo almacena en su caché local para consultas futuras. Luego, envía la dirección IP al navegador web que realizó la solicitud.
  7. Acceso al sitio web: Finalmente, el navegador recibe la dirección IP y utiliza esta información para establecer una conexión con el servidor web que aloja el sitio solicitado. El servidor web envía el contenido del sitio web de vuelta al navegador, que lo interpreta y muestra al usuario.

En conclusión, el sistema de nombres de dominio (DNS) desempeña un papel fundamental en la infraestructura de Internet al traducir las direcciones URL que utilizamos diariamente en direcciones IP comprensibles para las máquinas. A través de este proceso, facilita la navegación web y permite que los usuarios accedan a sitios web utilizando nombres de dominio en lugar de tener que recordar direcciones IP numéricas. La importancia del DNS radica en su capacidad para simplificar y optimizar la experiencia de navegación, así como en su papel crucial en la conectividad global de la red. Además, comprender cómo funciona el DNS puede ser beneficioso para optimizar la velocidad de conexión, mejorar la seguridad en línea y resolver problemas relacionados con el acceso a sitios web. En resumen, el DNS es una pieza clave en el funcionamiento de Internet, actuando como un traductor esencial que permite la comunicación fluida entre usuarios y recursos en línea.

Compartir:
Noticias relacionadas
Más sobre Comercio electrónico, Seguridad en línea, Tienda Online