Reseller de Hosting: ¿Es rentable revender este servicio?

Ser reseller o revendedor de hosting es, sin dudas, una actividad rentable desde hace tiempo.

Lo interesante es que se puede comenzar en ella con un pequeño negocio online centrado en ese tema. O abrir una nueva división dentro de la actividad habitual de, por caso, una diseñadora de websites.

Para ser reseller de hosting no es preciso hacer una gran inversión, ni contar con un equipo de vendedores ni con cientos de contactos.

Tampoco hay que disponer de una oficina o un local. Se empieza desde el hogar, con una PC o una notebook.

Al hosting –o alojamiento– se le puede colocar la propia marca, sin necesidad de promocionar a otra.

Además, es una forma de obtener ingresos extra muy utilizada por agencias de marketing y de publicidad digital, programadores y desarrolladores, diseñadores de sites. También, por gente ajena a esos rubros y, a la vez, fanática de la informática y de Internet.

Qué hace un revendedor de hosting

El reseller de hosting es una persona que compra espacio para alojar una cierta cantidad de sitios web, y vende ese espacio con su marca. Además, lo hace al precio que considera razonable.

La demanda de espacio para sitios web está en crecimiento constante. ¿El motivo? Porque surgen nuevos emprendimientos y empresas que precisan su site, y porque los que ya tienen un sitio buscan nuevos proveedores que brinden una mejor calidad.

Por otro lado, los servicios de infraestructura han evolucionado y, por medio de la virtualización, los revendedores pueden tener su propio servidor a un costo accesible –e impensado hace unos años–. Sin embargo, la mayoría de los revendedores prefieren no involucrarse en ese tema.

Como convertirse en revendedor de hosting

Para convertirse en reseller de hosting los requisitos son mínimos. O dicho de otro, las barreras de entrada son realmente bajas.

Lo primero es contar con un proveedor sólido, con trayectoria, confiable.

Lo segundo es definir para qué se quiere brindar ese servicio. Las opciones, entre otras, son:

. Acompañar los actuales servicios de desarrollo de sitios, programación, diseño y demás.

  • Alojar varios sitios web propios.
  • Aprender sobre el hosting para luego dar cursos.
  • Crear una microempresa de hosting y luego ir escalando.

Cómo debe un revendedor elegir a su proveedor

El reseller de hosting debe elegir a su proveedor con el máximo rigor ya que actuará en su nombre. Y deberá hacerse de cargo de todo problema que surja.

Ante un imprevisto, no podrá echarle la culpa al proveedor ya que su cliente contrató el servicio con él.

De modo que los problemas del proveedor repercutirán directamente en el negocio del revendedor.

El reseller de hosting y el cPanel

El cPanel es el programa más popular, hoy, en el mercado de gestión de sitios web.

Esto es así porque simplifica la administración de ciertas tareas. Por ejemplo, crear cuentas de correo electrónico, realizar ajustes en los sitios, administrar archivos, manejar bases de datos y estadísticas, y efectuar backups.

Por ello, cPanel es un standard y el proveedor a seleccionar debería incluirlo.

Velocidad para el reseller de hosting y sus clientes

La velocidad es otro tema básico al elegir un proveedor de hosting.

Una buena y objetiva manera de comprobarlo es navegar por su propio website y comprobar la rapidez. Si es lento y ofrece dificultades para la navegación, es probable que su servicio de hosting sea igual.

Otro truco: hay que preguntarle al proveedor si ofrece una prueba de su servicio.

La marca blanca, tema clave para el revendedor

La marca blanca significa que el servicio de hosting que ofrece el proveedor no tiene, en ningún lugar, su logotipo. No se trata de un tema menor.

Si una persona le compra el hosting a un pequeño negocio online llamado SuperWeb –nombre ideado aquí para usar como ejemplo–, no le resultará confiable que en un momento aparezca la marca –también ideada para este caso– Hosting Ya.

Si el proveedor no puede ofrecer una marca blanca que permita ser «brandeada», conviene busca otra alternativa de proveedor.

Es decir que si el proveedor no puede ofrecer una marca blanca al reseller de hosting que permita ser “brandeada” –en otras palabras: adaptable al branding del revendedor–, conviene buscar otra alternativa de proveedor.

El proveedor más barato: un peligro para el reseller de hosting

El revendedor no debería elegir al proveedor en función de su precio. En general, hay una relación directa entre bajo precio y baja calidad en lo que hace a hosting.

Por lo tanto, la búsqueda de una altísima rentabilidad basada en contar con un proveedor de bajo precio y bajo desempeño, es un negocio de muy corto plazo.

Ya se sabe que la el prestigio se gana en años y se pierde en segundos.

Quizás sea mejor tener una menor rentabilidad y más clientes fieles, que altos beneficios con muchas quejas, problemas y clientes volátiles.

El revendedor y el soporte

El soporte del proveedor es otro tema crítico.

Siempre resulta bueno averiguar antes si atiende consultas por teléfono, por WhatsApp y por e-mail en cualquier momento del día –y todos los días de la semana.

En LatinCloud, ofrecemos atención telefónica, por chat y ticket exclusivamente para clientes. Contáctanos

Si un cliente del revendedor de hosting tiene una duda o un imprevisto, ese revendedor no le puede transferir la consulta al proveedor.

Además de ofrecer un soporte amplio, todo proveedor confiable debería brindar un centro de ayuda con numerosos recursos. También, una comunidad de usuarios para realizar consultas sobre otros temas. Por ejemplo: de qué manera tratar con un cliente conflictivo o cómo actualizar las tarifas.

¿Pensaste en ofrecerle hosting a tus clientes actuales? O si ya sos revendedor de hosting, ¿estás conforme con la calidad de servicio que te da tu proveedor actual?  ¿Cómo elegiste a tu proveedor de hosting?

Nota: todas las marcas mencionadas son propiedad de sus respectivas compañías. Se las cita aquí solo con fines ilustrativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *